¿Qué tejidos y colores protegen más del sol? - NIUS

2022-07-31 00:49:55 By : Mr. Jerry Chan

Este verano se está caracterizando por ser uno de los más cálidos que podemos recordar. De hecho, se prevé que hasta que termine esta estación, las temperaturas serán más altas de lo normal y alcanzarán una media de entre 28 y 29 grados.

Sin embargo, ya nos han azotado un par olas de calor que han provocado que varias localidades alcancen los 45 grados. Desafortunadamente, se prevé que no serán las últimas, por lo que ante estas situaciones de temperaturas extremas, lo mejor es la prevención.

Una de las mejores maneras para mantenernos protegidos y evitar quemaduras solares consiste en elegir adecuadamente nuestra vestimenta. En NIUS te explicamos cuáles son los tejidos y los colores más recomendados en verano.

A la hora de valorar el grado de protección de un tejido debemos fijarnos no solo en el tipo de fibra, sino también en su entramado y su grosor. 

Como se puede deducir, los tejidos más gruesos y con un entramado más poroso protegen mejor de la radiación solar. De este modo, y a pesar de que el lino se utiliza mucho en verano por ser fresco y vaporoso, es el que menos factor de protección ofrece. Si quieres un tejido natural, el algodón conseguirá protegerte más que el lino, aunque la fibra tejana, el poliéster y la ropa térmica son las mejores opciones porque sus fibras están más unidas y no dejan pasar los rayos de sol. 

Los colores también influyen en el factor de protección de la vestimenta, aunque no tanto en tejidos livianos como el lino, sino en los que presentan una mayor opacidad.

Como norma general, debes saber que cuanto más oscuro sea el color de una prenda, mejor bloqueará la radiación solar. Esto sucede porque las moléculas de la tinta se pegan al entramado, haciéndolo mucho más denso y disminuyendo la distancia que hay entre uno y otro. Así, las mejores opciones son el negro, el rojo o el azul marino. 

De forma contraria, en las horas centrales del día deberías evitar los colores blancos o claros. 

Aunque el tipo de tejido y el color son los aspectos más determinantes, hay otras cuestiones que pueden afectar al nivel de protección solar de tus prendas.

Por ejemplo, cuando la ropa está mojada, los rayos de luz entran de forma más directa. Por ello, cuando se está en la playa, en la piscina o haciendo deporte, se recomienda complementar la protección con cremas solares, gafas de sol y sombreros. 

Asimismo, las prendas envejecidas también verán reducida su capacidad de protección frente al sol.